Sucede

Noticias

Conozca a las principales iglesias de São Paulo

El Centro Histórico de São Paulo, que corresponde a las inmediaciones de la región en que se fundó la ciudad, es la zona en que la memoria de la capital está más claramente conservada. Los edificios antiguos, de arquitectura impresionante, caracterizan el paisaje de los alrededores, captando la atención de los que caminan por sus calles. Debido a este importante papel en la preservación y difusión de la historia de São Paulo, esta parte del Centro se ha convertido en referencia para todos los recorridos turísticos de la ciudad, abarcando algunas de sus atracciones turísticas más visitadas. Entre ellos se destacan las muchas iglesias que formaban parte de los 460 años de evolución de la metrópolis, que fue fundada por los jesuitas en 1554. Conozca algunas de ellas:

En el primer plano, en ambos lados de la imagen, una fila con palmeras imperiales muy altas. En el centro y al fondo, catedral estilo neogótico en tonos de gris claro. La fachada, dotada de un portal principal y una gran rosácea, es flanqueada por dos altas torres, ambas con un techo puntiagudo, verde claro y muy alto.

Catedral da Sé. Foto: Jose Cordeiro/SPTuris

La Catedral Metropolitana de São Paulo, comúnmente llamada de Catedral da Sé, es el templo católico más conocido de la capital paulista. Iglesia Matriz de la ciudad, su construcción original comenzó en 1598 y se terminó en 1612. El edificio que hoy conocemos,  sin embargo, sólo se construyó siglos más tarde, cuando la necesidad de restaurar la iglesia dañada ya no podía ser ignorada. Diseñado por Maximiliano Hehl, profesor de la Escuela Politécnica, la edificación actual inició su construcción en 1912, obra que sólo se concluyó más de cuatro décadas después, en 1954, en el aniversario del 4º  centenario de São Paulo. Con 111 metros de largo, 46 ​​de ancho y 65 de alto, la Catedral ubicada en el corazón de la ciudad es uno de los cinco santuarios neogóticos más grandes del mundo.

Imagen de abajo hacia arriba. Fachada del Monasterio en tonos de gris. Edificación muy alta, donde se destacan dos torres con varios ventanales estrechos y largos con la cima redondeada y techos altos y puntiagudos, cada uno poseyendo una cruz en la cima. En el centro, entre las torres, la edificación es más baja, poseyendo un gran reloj en lo alto, hecho por estructuras metálicas doradas. Arriba, cielo muy azul con pocas nubes.

Mosteiro de São Bento. Foto: Jose Cordeiro/SPTuris

Ubicado también en el Centro, el Triángulo Histórico, que hasta mediados del siglo XIX definía los límites de la ciudad, que tenía poco más de 30 mil habitantes, remonta a los inicios de la capital. Los vértices del Triángulo son tres de los principales templos de São Paulo: el Monasterio de São Bento, importante construcción de estilo Beuronense con más de 400 años de historia, también responsable de uno de los teatros más antiguos de Sao Paulo; la Parroquia São Francisco de Assis, edificio barroco inaugurado en 1647, que posee la más preciada colección de imágenes de la orden franciscana en Brasil; y la Iglesia de la Orden Tercera del Carmo, cuyas instalaciones actuales fueron construidas entre 1747 y 1758 y que cuenta con un número significativo del arte colonial de São Paulo.

Fachada del Convento. Edificación de 2 pisos, todo en amarillo claro y adornos blancos. En la planta baja, 3 grandes portales, bastante anchos y con la parte superior redondeada. En el piso superior, 4 ventanales con marco blanco, superior redondeado y un ornamento para arriba. En el lado izquierdo, se eleva un campanario, teniendo en la cima un ornamento con una imagen de San Francisco y una cruz arriba. Del lado derecho, edificación semejante, pero toda blanca con ornamentos dorados.

Convento e Santuário São Francisco. Foto: Jose Cordeiro/SPTuris

Acompañando el desarrollo de la ciudad, las tres edificaciones han visto los habitantes de la pequeña localidad traspasar los límites del Triángulo, hasta alcanzar regiones remotas y consolidar una población de más de 12 mil personas.

Imagen en diagonal, fachadas delantera y lateral de la iglesia, edificación con 2 pisos todo en tonos de gris. En la parte frontal, 3 grandes portales con la parte superior redondeada. En el piso superior, así como en la parte lateral, varios ventanales con la cima redondeada y ornamento arriba. En el lado derecho, se alza un campanario.

Igreja da Ordem Terceira do Carmo. Foto: Jose Cordeiro/SPTuris

Aún sin salir del Centro Antiguo, al final del Viaducto Santa Ifigenia, se puede visitar a la Iglesia de Santa Ifigenia, construida en el siglo XX para sustituir a la Capilla de Nuestra Señora de la Concepción, que data de 1720.  Ejemplo de la arquitectura historicista, de carácter neorrománico, el templo actual, que comenzó a ser utilizado antes de la finalización de las obras en 1910, se destaca por su elevada torre central y vidrieras llena de detalles importadas de Venecia.

Igreja de Santa Ifigênia. Foto: Jose Cordeiro/SPTuris

En la Praça do Patriarca (Plaza del Patriarca) se encuentra la Iglesia de Santo Antonio, patrimonio histórico del estado, que incluye piezas de arte del período colonial de valor incalculable. Además de su famoso altar, objeto de corte barroco de 1780, el santuario tiene las pinturas murales más antiguas y bien conservadas de la ciudad, realizadas a principios del siglo XVII, encontradas en su última restauración en 2005. Después de haber pasado por varias restauraciones, la fachada actual del templo, diseñado en estilo ecléctico, se remonta a 1919.

Igreja de Santo Antônio. Foto: Jose Cordeiro/SPTuris

Y no todos los centros religiosos importantes de São Paulo expresan la fe católica. La Catedral Metropolitana Ortodoxa, sede de la Iglesia Ortodoxa Griega de Antioquía en Brasil, es uno de los edificios que más se destacan por su arquitectura, diseñada por Paul Tafic Camasmie a partir de la Iglesia de Santa Sofía, construcción bizantina en Estambul, Turquía. Ubicada al inicio de la Avenida Paulista, la Catedral fue inaugurada en 1954, lo que la convierte en una de las más nuevas entre las muchas iglesias prominentes que impregnan la ciudad.

Imagen en primer plano de 2 domos dorados de la Catedral. El de abajo es un medio domo, apoyado en una pared y, en la base, está rodeado por varias ventanas de vidrio sobre marco metálico y top redondeado. El domo principal se queda arriba, tiene una gran cruz en la cima y, como el de abajo, también está rodeado por varias ventanas. Todo bajo un cielo muy azul sin nubes.

Catedral Metropolitana Ortodoxa. Foto: Caio Pimenta/SPTuris

NUESTROS SOCIOS ESTRATÉGICOS
Logo ABIH
Logo Sindicato Estadual dos Guias de Turismo de São Paulo – SINDEGTUR SP
Logo ABTLGBT
Logo Comtur
Logo São Paulo Convention & Visitors Bureau
Logo Turismo Sustentável e Infância
Logo Aprecesp